Monday, 15 January 2007

Jorge Argueta, poeta. San Francisco 1992


Jorgito cruzó la frontera siendo todavía un niño.
Un niño grande lleno de poesía aún por descubrir. Las cosas que vio y que vivió en su nativa El Salvador le llevaron a hacerse poeta. Descubrió su verdadero talento escribiendo para niños. Y, como tantos, tuvo también su tiempo de parrandero ruidoso y mal borracho.
Dicen los que saben, que sembraba el terror en las calles de la Misión, en San Francisco, arengando policías en las esquinas o tratando de sacarle faenas de tauromaquia a los taxis en sus calles.

1 comment:

Sahara said...

personaje extraordinaire....