Sunday, 7 January 2007

Homenaje a Manuel Álvarez Bravo, Cali, 1983





































Hay algo de geométrico en esta imagen, tanto en la rigidez como en la curva y sirve para endurecer, para enmarcar, si se quiere, el terso ritmo del cuerpo humano.
Hay algo de ensoñación, aquella que asociamos con un domingo en la pereza de la tarde, leyendo al aire libre del patio las noticias del diario.
Hay mucho de Álvarez Bravo en esta fotografía, en la que la marca indeleble del maestro está presente en el trabajo de este su humilde discípulo. La dureza de las lineas dibujadas por la luz contra la pared de fondo contrastan con el abandono del cuerpo de quien ahora siente la caricia del sol y disfruta de esa desnudez placentera que se presenta espontánea cuando se vive en el trópico.


No comments: