Friday, 2 March 2012

Noticias que llegan por el Correo de las Brujas

Decían los viejos que el correo de las brujas era el chisme de barrio, la mentirilla que corría a hurtadillas entre los labios semiabiertos del vecindario.
Esta antigua imagen retórica por tanto tiempo olvidada ha regresado ahora que buscando un papel, una tira de información no relacionada con lo que aquí aparece, me encuentro un sobre que guardé hace ya dos años una tarde de verano en Cádiz.
Caminando por el malecón en esa memorable ciudad, me encontré con los pequeños restos de una lagartija ya reseca y acartonada, pisoteada y sometida por varios días al inclemente azote del sol sobre la dura piedra.
Pues bien, la metí en un sobre y me la traje entre mis libros y cayó de nuevo en desgracia al extraviarse por entre el laberinto infranqueable de los papeles y libros que asfixian mi mesa de trabajo. Luego recuerdo haber hecho unas cuantas reproducciones en el cuarto oscuro y pude crear un par de fotogramas, con mejor empeño que buena fortuna.
Olvidé por completo el hallazgo y el asunto hasta ayer, cuando he encontrado las reproducciones que hice de la momiecilla al regresar a Inglaterra.
No deja de tener su encanto y bien parece que la imagen ha ganado en peso, ya que ahora ha adquirido un cierto aire burlón de narrativa indescriptible y ha terminado por parecerse a un mensaje siniestro o una invitación a tomar parte en algún aquelarre secreto entre las varias brujas que conozco en este pueblo.

No comments: