Sunday, 6 May 2007

Colombianos, Toronto 1978


Los rostros alegres esconden la huraña verdad de las largas noches gastadas en limpiar pisos en oficinas del centro, o fingiendo de autómatas en las numerosas fábricas que bordean la periferia de la urbe. Las sonrisas pueden haberse evaporado tan pronto como la cámara ha disparado su click eternizante, pero ellos habrán de aparecer por siempre radiantes en la superficie de plata que ha transformado una tarde cualquiera en un luminoso instante sin final.

No comments: