Thursday, 28 January 2010

Marble sculpture

En la vaga sombra de la tarde estaba ella, toda ella como un susurro alucinado sobre la marcha perezosa de las horas. Su rostro no existe más que en el sosegado respirar de esta memoria que alguna vez la vio salir prístina y clara a deslizarse suave entre la luz como una lenta, casi invisible estatua...

No comments: