Saturday, 5 December 2009

La noche de las palomas blancas


















El día se hizo noche por arte de magia de un negativo que se niega a ser convertido en positivo. La luz cenicienta que baña las estatuas de la Plaza de Trafalgar se torna noche profunda. Se alborotan los pájaros cada vez que los niños embisten correteando la manada. Cientos de palomas sucias picotean el pavimento buscando las migajas que caen de emparedados que muerden ansiosos quienes visitan la plaza capital. Es hora del almuerzo y tres cuadras más abajo, en frente al cenotafio, Inglaterra entierra a la Reina Madre. Los turistas se apresuran a capturar la escena con sus teléfonos portátiles.

No comments: