Saturday, 4 October 2008

Desnudo fantasmal, San Francisco, 1990


Es mucho lo que le debo a mis fantasmas. Se aparecen ocasionalmente cuando menos se espera y siempre me resultan como cuando los encontré por vez primera, alucinantes. Pienso que muchas de mis imágenes se iniciaron siendo fantasmas. Ya existían antes que éstas fueran consignadas por la cámara a la posteridad. Podría aventurarme a añadir que ya eran formas latentes del pensamiento y preceden a la toma fotográfica por un gran margen. De modo que aquí va uno de ellos, aparición de una tarde en un tercer piso de una casa compartida con otros fantasmas en una época tan sólo visible en la memoria.

No comments: