Sunday, 4 May 2008

Pordioseras, Barcelona 2004


Estas dos mujeres permanecen impasibles mientras el mundo continúa su marcha a media mañana en la amplia acera que conduce a la Catedral de Barcelona. El fotógrafo, ente despiadado en muchas ocasiones, debe grabar en su negativo esta imagen para la posteridad, por encima de los reclamos airados de las dos mujeres, quienes exigen una retribución acorde a sus esfuerzos. Son gajes del oficio.

No comments: