Saturday, 26 September 2015

In Memoriam Beto Borja, Marzo 23, 1951 - Septiembre 26, 1997


Debe haber sido en el verano de 1987 cuando tomé este retrato de Beto en el viejo apartamento de la Calle Fulton en San Francisco, California.
Sin motivo aparente, como han sido tomados cientos de retratos en estos últimos treinta años, le pedí a mi hermano que se sentara frente a la cámara y se dejara grabar para la posteridad.
¿Qué es un retrato sino un segmento del pasado? Nada sabemos del futuro en ese instante, click deleznable y en primera instancia insignificante.
Con el paso del tiempo y en referencia a las circunstancias el registro habrá de convertirse en un sentimiento actual, aunque distante en su apariencia. Un montón de memorias que a veces pensamos olvidadas y en este caso inevitablemente devueltas al presente al ser reencontradas por la vista.
Es así como hoy, Septiembre 26, vuelvo a evocar la memoria de mi hermano menor, grabado para siempre en esta placa, el ceño fruncido, los ojos firmemente plantados en el lente que lo escruta. El rostro serio se siente examinado sin motivo aparente, sin saber que un día lejano esa imagen habría de traerlo de regreso a estas palabras que expresan su ausencia y a mi afecto, para siempre guardado en el pecho.

1 comment:

LauraPaull said...

Cierto es. Pensandote y pensando en él, siempre, con afecto profundo.Cuanto me algro que hayas tomado esa foto, para poder escrutinar a Beto el Inscrutable.