Wednesday, 18 January 2012

La Mudita

Muchos años después de dejar el terruño regresé a casa y me encontré que el muchacho que hacía los mandados en la casa de al lado había crecido y que además seguía siendo mudo. Sólo que ahora se había cambiado de bando y que además ejercía la prostitución en las callejuelas peligrosas del centro. Una noche algún machista infame, alebrestado y lleno del coraje que dan el whisky y la coca, se bajó de un auto y le metió dos o tres disparos a quemarropa. El mudito de antes, que era ahora la Mudita, quedó inválido de por vida, incapaz de caminar sin ayuda de muletas y con gran esfuerzo.
Valga decir que ese incidente no le impidió solicitarme ser fotografiado una tarde en la sala de la casa de mi madre.

Thanks for this portrait Mr Neil Sloman (Late July 2021)

One day before his departure from home, on the way to another of his many foreign adventure-expeditions (Albania this time), my dear friend ...