Friday, 26 September 2008

In Memory of My Brother Beto




















NOCIONES DE LA CRÍTICA

A mi hermano Alberto Borja Salazar, Cali 1979

Voy a juntar todos mis poemas
Para hacer de ellos una hoguera
Y así enviar señales de humo

Con mis versos
Como lo hacen los Apaches
En el cine de vaqueros.

Espero que mis palabras lleguen
A los ojos llorosos
O los oídos sordos de los dioses

Porque lo sé, también,
Que muy pronto seré
Prisionero de mis enemigos.


September 26th, ever since that fateful Friday in 1997, is a hard day for me to avoid, let alone forget. That day had begun as normal as any workday. But on his way to work he was met by what destiny had in store for him. It would be useless for me to go on at length on what I felt then or what I feel now, this day on the seemingly distant 2008. The pain is less but the memories loom large. So I can only repeat some words I wrote at the time of his death in the pages of La Palabra, Universidad del Valle's newspaper, where many of his writings on Jazz first appeared, hoping that they would bring a little peace to my heart.














Cada Veintiseis de Septiembre la vida me recuerda de aquel terrible viernes, cuando mi hermano menor dejó de existir de manera sorpresiva. Han pasado once largos años, pero si acaso la pena ha disminuído, la memoria es constante y aún revive fuegos de un dolor de sangre.
Repito estas palabras que escribí entonces para la revista La Palabra, nuestra querida publicación de la Universidad del Valle en Cali:

Es frágil, intangible, incierta
la rosa de la vida, alentada
tan sólo por el inútil soplo
que la separa de la noche sin luna;
frontera que linda en el abismo
en cuyo fondo espera paciente
la caricia de un mar desconocido...

No comments: