Tuesday, 17 June 2008

Lucy Tejada, Premio Vida y Obra 2008


Es muy propio, como acaba de suceder en Colombia, que el gobierno reconozca el trabajo incansable de Doña Lucy Tejada en favor de las artes plásticas nacionales. Con tal motivo acaba de otorgar el Premio Vida y Obra 2008 a la reconocida artista, que aunque ya entrada en sus ochentas, continúa su labor de propagar el arte a través de exhibiciones de su obra.
Coincidencialmente ella aparece en esta página en compañía de su hermano Hernando, artistas ambos de renombre, y quienes hoy más que nunca son motivo de orgullo para todo colombiano que se precie de serlo, dentro o fuera del país.

Saturday, 14 June 2008

Pedro Jiménez Navarro


Debo a la improbable durabilidad del negativo esta imagen de mi estimado amigo el pintor Pedro Jiménez Navarro. Su prestigio crece de a poquitos, tal como su tendencia a esconderse del mundo tras una cortina de humo de Pall Mall y Rioja en abundancia. La fotografía, pienso, ha sido el invento que ha hecho posible derrotar la nostalgia del pasado, para remitirnos a sentir con extrañeza el presente, a partir de imágenes que ya no existen en la vida real. Digo esto con sólo mirar a tantos y tan queridos amigos que hoy viven dormidos en mis cajas de negativos...

La mano del artista


De entre los artistas más activos y conscientes de su función artística, en relación con la realidad nacional de Colombia, puedo decir, sin temor a equivocarme, que Rosemberg Sandoval ocupa un lugar destacado. Siempre a la vanguardia con sus acciones, el artista ha demostrado que de lo perecedero pueden surgir manifestaciones importantes como propuestas de cambio en nuestra percepción de la vida cotidiana, en un país tan camplicado como el suyo.

Ernesto Cardenal, poeta, 1979


Corto tiempo después de la caída de la dictadura somocista en Nicaragua en 1979, vino Ernesto Cardenal a Toronto. El poeta y sacerdote (quién fue primero?) estuvo de visita tratando de recaudar fondos para la causa Sandinista y para convencer a quienes pudieran escucharlo de su misión. Casi treinta años después ya hemos visto lo que pasó por esas tierras y si ahora en ése país tienen un presidente re-encauchado ya nunca hemos vuelto a saber nada del sacerdote-poeta y de sus versos encendidos.

Hernando Tejada


Fue uno de los grandes artistas que produjo el Siglo XX en Colombia y justo ahora empieza a ser reconocido. Don Hernando Tejada fue un hombre que descubrió la belleza donde nadie la veía y demostró que el arte no debe tener siempre ese aire de seriedad tan preciado en la academia. Tejada pintó de colores los manglares poblados de animales y los monumentos de la cotidianidad, tallados en muebles con nombres de mujeres, aquellas que siempre fueron su debilidad y su alegría.

La Soledad...ese fantasma





















A veces es casi imposible decir algo acerca de una imagen con la cual no tenemos más que una mínima relación y, aun así, es casi inexistente. De modo que lo más conveniente es encontrar un título, un pie de foto (en este caso, una cabeza de foto) y así podremos empezar a pensar en la imagen desde otra perspectiva. Hombre solo, leyendo a solas en un lugar público semi-desierto. Ummmm, vamos...


Good Old Nick


Una de las funciones de mi tarea como profesor es la de llevar a mis estudiantes, una vez al año, a París a mirar y estudiar arte. O a verlos fingir que todo aquello maravilloso e irreal tiene algún interés para aquellos cuyo interés más intenso está a la vuelta de la esquina, en la tienda de juguetes o en el bar de Pierre. Así que debo ahora hablar de esta imagen, cuyo interés está más en la mirada del sujeto que en el sujeto mismo. Es decir, vemos cómo el joven Nicolás mira el mundo que lo rodea con cierto desinterés y poca complacencia. Y es entonces cuando el fotógrafo lo descubre y ve en él un retrato más para compartir con otros, cuyo centro de interés es la imagen misma, independiente de sí el joven Nicolás tiene interés en ver el mundo o no. Así de simple.

Lalo by Javier Manrique Pérez




















Hace ya un tiempo que mi estimado colega, fotógrafo español Javier Manrique Pérez, se ocupó de este servidor para dejar constancia de su paso por el mundo. El resultado es este retrato, medio enigmático a veces y medio displicente otras.
En resumidas cuentas es un retrato muy logrado donde las coordenadas visuales ponen en evidencia una construcción general de conceptos inherentes a la composición, etc, etc...
Gracias Javier, es un magnífico retrato de un sujeto ingrato.