Sunday, 20 January 2008

Sahara y mi madre, Cali 1996


Una vez que el presente se nos va de los ojos, quedan por fortuna algunos negativos para demostrar que no todo lo vivido fue siempre un sueño.
Aunque a veces lleguemos a dudarlo.

Autorretrato, Cali 1996


...cuando la vida se balanceaba entre el sueño del trópico y la pesadilla de la selva profunda.
Cuando entre el paroxismo multicolor y la cháchara infinita de diálogos inconexos en la rumba, muchas veces vi la vida pasearse indiferente por bares y cantinas, en medio de personajes inconclusos muchos de ellos ahora olvidados.

Hombre en la sombra, Cadiz 2007


El mediodía en Andalucía, brillante, luminoso, etéreo; plagado de sombras profundas.
Mediodías que son como suspiros escuchados al azar, mientras la vista se pasea por entre rejas y fuentes de piedra escondidas a la sombra de patios y traspatios...

El corazoncito


Pequeño corazón de plata
al cuello encadenado...

Gris oscuro


En la tarde californiana la piel demuestra la dictadura de una oscura geometría de bordes rígidos.
Hay un intento de brochazo negro formado por un accidente del encuadre.
Hay también un destello de luz bajo la redondez del seno que otorga vida a este cuadro.

Fernell Franco en la memoria


Dos años han pasado desde la desaparición corporal del gran fotógrafo colombiano Fernell Franco.
Para aquellos que tuvimos la fortuna de su afecto la memoria aún lo mantiene presente.

Tijeras, fauces, pico abierto...


Tijeras en la tarde parisina que más parecen un pez en agua oscura que un istrumento de artesanía.